Hacienda Calderón

Historia

originalmente llamada San Jerónimo de la Cañada  fue construida en 1624, al  igual  que la casa magistral localizada en la cabecera del municipio de Villa de Reyes. Fue cambiando de dueños en el trascurso  del tiempo y en la  época  de  la  independencia  de  México perteneció al General Félix María Calleja,  quien estaba al mando de las Fuerzas Españolas en  esa  época.  Cuenta la historia que  estando  Calleja  en   el  Cenador  de la Hacienda compartiendo  con  su  familia,  le  llegaron a dar  la noticia  de  que  en  Dolores los  Insurgentes  se  habían  levantado  en armas,  encabezados  por  el   cura  Hidalgo,  Calleja arma un ejército de  cuatro mil  hombres  y  en  Enero de 1811   alcanza a  los  Insurgentes  cerca de  Guadalajara  en un puente  llamado  Calderón.  Los  Insurgentes  después de más de 3 meses  de  andar  en activo  ya  sumaban más de ochenta  mil  hombres   y  ya contaban con armas  y  municiones   para    atacar  el  ejército Español.

La batalla era desigual  en  cantidad de  gente, pero muy  a  su  favor  de  Calleja pues  sus  soldados  a caballo, perfectamente armados y entrenados, fácilmente  triunfaron  sobre  los Insurgentes  que  era una turba mal armada e indisciplinada por lo que Calleja  para conmemorar  esta primera  y   aplastante  victoria,  cambio el  nombre de  su hacienda a Calderón.

 

A la entrada de la huerta se encuentra un sabino  de más de 300 años de edad,  de espectaculares dimensiones que es considerado emblema de la Hacienda.

            

Casa Grande (patio principal)

Éste casco de Hacienda, era el recinto del Hacendado, la cantera con la que se construyó fue traída del cerro de la cantera (cuchilla) que se encuentra detrás de la casa, en el patio se encuentran arcos y contrafuertes que le dan un distinguido y elegante toque colonial.

Al centro del patio, encontramos  una fuente de cantera llena de  signos  rituales la cual fue traída directamente de España por órdenes del General Félix María Calleja.   El obelisco  que  remata  la  fuente,   esta  sostenido    por  cuatro esferas que  representan   los  cuatro elementos: tierra, fuego, agua,  aire  y  el  quinto, o  sea el  éter,  está  representado   por  el mismo apuntado al cielo y está alineado  con  el  reloj  de  sol al  sur  y  al   norte  con el   pórtico  de  la  entrada  de  la  huerta  el  cual  tienen una  figura de un  triangulo perfecto.  Al borde de la fuente, podemos observar las muescas de los cantaros debido a que los peones  de la hacienda podían  tomar  agua para beber y llevar a sus  casas. 

foto-patio-1foto-patio-2

La cárcel  y calabozo

Son  otro atractivo del casco de la hacienda, ya que era cárcel en el primer piso y calabozo en el sótano. En la época de la Colonia el Hacendado aplicaba la Ley, es por eso que se sancionaba a todos aquellos que  la infringieran,   en la parte alta se recluía a los que habían cometido delitos leves y en la parte baja o calabozo a los considerados más graves. Actualmente se ha restaurado para hacerlo funcionar como bar  y  cava   en el sótano.

Cárcel

carcelcarcel-2

Calabozo

 

  

Salón “Los Carruajes”

 Con cupo para 150 personas, fue en su época la cochera de la Hacienda, a éste lugar llegaban los carruajes del hacendado,  y  sus  visitantes, actualmente se ha restaurado conservando su arquitectura colonial usándolo como salón de eventos o juntas empresariales.

 

      

Salón  “Los Contrafuertes”

Siendo en la época de la Colonia la troja de insumos de la Hacienda, éste salón  ha sido remodelado para celebrar reuniones familiares,  juntas empresariales o salón de juegos y TV. Tiene un cupo de 100 personas.

 

 

Salón  “Virreinal”

Este espectacular  salón con capacidad  para  200  personas reúne comodidad  y majestuosidad de la época  colonial, originalmente  fue la carpintería de la hacienda, función muy importante ya que muchísimas cosas se hacían de madera; sus espectaculares contrafuertes son  quizá  la  parte  más  conservada  del  casco de la hacienda y cuenta con un jardín que le da una agradable vista.

    

 

La capilla

Se cuenta con ésta pequeña Capilla que conserva su diseño original, con arcángeles tallados en madera a golpe de hacha con más de 300 años de antigüedad y una antigua  pila  bautismal también de la época. Se usa para cualquier tipo de servicio religioso, bodas, primeras comuniones, bautizos, entre otros.

     

Patio interno

Ahí encontramos  una  construcción muy  peculiar  para mantener a temperatura los alimentos  fríos  además cuenta con una fuente de cantera al centro con un diseño tallado en flor el cual se ve rodeado de flores y macetones alrededor del patio, en éste se encuentra la cocina que conserva aún el horno de leña y la alta chimenea como se usaba en ese entonces, un comedor con capacidad para 40 personas rodeado de cuadros y ornamenta antigua.

Patio  interior                                                         comedor

 

    

Habitaciones

Se cuenta con tres tipos de habitaciones: tradicionales, hoteleras y literas

Las tradicionales se localizan en los patios  de la hacienda, las hoteleras en lo que fue corral y caballerizas y las de literas que se ubican en las cabinas de la huerta, tenemos un cupo total para 150 personas en las habitaciones y adicionalmente contamos con una amplia área para acampar con servicios de regadera y sanitarios en las áreas verdes del balneario aproximadamente 2 hectáreas.

Habitación hotelera                                                         habitación   tradicional

       

Alberca del hotel                                                                      Literas

 

  

Cenador.

Consiste en una construcción circular donde pueden sentarse hasta 60 adultos alrededor de un árbol al centro, donde se reunían socialmente  la familia y amigos del  hacendado a la  hora de la cena en  la  tarde/noche  a charlar, tomar  vino  y  sidra producida ahí  mismo. El árbol da sombra  a cualquier hora del día. Las grandes haciendas contaban con un lugar amplio y fresco donde pudieron efectuar reuniones familiares y de trabajo con el fin de reunir a los diferentes encargados de la Hacienda y al propietario para hacer planes, revisar problemas y resultados.

 

  

Balneario.

Un pozo de agua termal llena las albercas del lugar siendo estas 3 albercas al aire libre, 2 chapoteaderos y una alberca techada. Contando con 5 toboganes y albercas tienen una profundidad de un metro y las más profundas 1.45mts, ofreciendo también el servicio de tinas de hidromasaje.

 

   

Campamento.

Contamos con una amplia área para acampar con servicios de regaderas y sanitarios en donde  tenemos cabida para 200 casas de campaña con vigilancia día y noche  para mantener un ambiente seguro y  familiar.

  

Presa Santa Ana y acueducto.

Con un hermoso recorrido aproximadamente a 1km de Hacienda Calderón se encuentra la presa Santa Ana, la cual fue construida hace más de 3 siglos y aun abastece a esta comunidad por el acueducto el cual ofrece  un agradable paisaje. Rustico e impresionante cerros de piedra.

Ermita de la Virgen 

Virgen que es venerada el 12 de diciembre de cada año, en donde asiste un gran número de feligreses de los diferentes municipios de San Luis Potosí así como de otros estados de la república.  Es   una  agradable caminata  de solo 20 min por veredas y caminos que le dan gran atractivo al paseo.

Casa Huerta.

Rodeada de exuberante vegetación en que sobresalen majestuosos nogales se encuentra ésta casa que en su época fungía como una fábrica de sidra y  vino,  elaboradas con las manzanas y  las  uvas blancas y rojas producidas ahí mismo.  Actualmente, se cosechan más de 30 frutos diferentes, con amplios campos rodeados por una barda de piedra o adobe de más de 2 metros de alto que permite  privacidad y seguridad de nuestros huéspedes. Un pozo de agua termal llena las albercas del lugar, la  temperatura de la hacienda debido a que está  ubicada al  pie de la  Sierra de Merlín  y  la  Presa  de  Santa  Ana es  muy agradable en cualquier época del año.